En defensa de la legalidad

El bloqueo a Cuba de EE.UU. es un criminal acto deguerra

Viernes, 4 de Junio del 2021
El bloqueo a Cuba de EE.UU. es un criminal acto deguerra

 

Por: Lic.Miguel Angel García Alzugaray

Cuba está sometida a un genocida bloqueo económico, comercial y financiero por parte de EE.UU que en la práctica es una brutal medida de guerra que ha causado pérdidas de más de 930 mil millones de dólares a la isla.

Por su esencia el bloqueo es un conjunto de medidas de coacción y agresión económica para aislar, asfixiar e inmovilizar a Cuba. Esto se traduce en cortar, cerrar e incomunicar a la isla con el exterior para lograr su rendición por la fuerza o por hambre. El bloqueo es reconocido como un "crimen internacional de genocidio" según la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio, aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 9 de diciembre de 1948.

 

Cronología de un cruel genocidio

El 7 de febrero de 1962, el entonces presidente de Estados Unidos (EE.UU.), John F. Kennedy, declaró el bloqueo unilateral de ese país contra Cuba, mediante la Ley de Asistencia Externa de 1961, con lo que cumplía el mandato expresado por el Congreso. Cuatro días antes, el 3 de febrero, Kennedy firmó la orden presidencial para implantar un bloqueo total contra la Isla, cuyo objetivo era cortar todo tipo de vínculo comercial con Cuba y cercar al país para provocar el derrocamiento del gobierno revolucionario.

Sin embargo, desde el mismo triunfo de la Revolución Cubana en 1959, las administraciones estadounidenses comenzaron el hostigamiento y las sanciones contra la mayor de las Antillas, al tiempo que esperaban el fin del proceso revolucionario en cuestión de meses.

Tan temprano como el 3 de enero de 1961, el mandatario estadounidense, Dwight D. Eisenhower, rompió relaciones diplomáticas con Cuba a pocos días de entregar su asiento de la Casa Blanca al Kennedy sucesor de sus políticas.

En marzo de ese mismo año el gobierno estadounidense incluyó en las Regulaciones de Exportación un listado con productos alimenticios y medicinas que requerían de licencia general para poderlos exportar a la Isla. Era de las primeras medidas de la administración de Kennedy, que anunciaban el preludio al bloqueo económico, comercial y financiero.

Desde entonces han pasado por la Casa Blanca Kennedy, Johnson, Nixon, Ford, Carter, Reagan, Bush, Clinton, Bush (hijo), Obama, Trump y ahora Biden, y ese embargo no

solo ha seguido vigente, sino que ha ido en aumento. Se cumplen 60 años del bloqueo económico más largo de la historia moderna, una complicada travesía.

El 6 de febrero de 1962, a solo 24 horas de que entrara en vigor la denunciada como genocida política contra la Isla, el Departamento del Tesoro promulgó las Regulaciones para las Importaciones Cubanas, con la cual se prohibía la importación de toda mercancía de origen cubano en territorio estadounidense.

El objetivo estaba claro: asfixiar económicamente a la nación caribeña y hacer rendir por hambre al pueblo cubano, carente de recursos prohibidos por la política de Washington hacia el Gobierno cubano.

Cerrar, bloquear, impedir, hostigar a Cuba. Esa era la meta y lo sigue siendo hoy.

En 1992, la Ley Torricelli hizo del bloqueo un asunto extraterritorial al sancionar a terceras naciones, debido a que la ley prohíbe a subsidiarias estadounidenses en terceros países comercializar bienes con la Mayor de las Antillas. Posteriormente, la Ley Helms-Burton recrudeció y afianzó aún más la hostil política contra el pueblo cubano.

Otra de las leyes elaboradas para robustecer el bloqueo económico, comercial y financiero contra la Isla es la Ley de Reforma de las Sanciones Comerciales y Ampliación de las Exportaciones del 2000, la cual impide que los ciudadanos estadounidenses viajen a Cuba en calidad de turistas, el único país al que se le tiene vetado visitar. La citada Ley del 2000 impide, asimismo, el financiamiento para productos agrícolas de EE.UU. para que sean vendidos a Cuba.

Con la llegada a la Presidencia de EE.UU del magnate Donald Trump esta criminal política se recrudeció, mientras el corrupto inquilino de la Casa Blanca afirmaba cínicamente que quería “ayudar” al pueblo cubano.

 

¿Cuál es su verdadero origen?

El bloqueo se implementó para restar apoyo a la Revolución Cubana creando malestar económico a la población.

Así, en la página 885 del informe del Departamento de Estado de Estados Unidos de 1958 a 1960 (Volumen VI) aparece un memorándum secreto fechado el 6 de abril de 1960 del Subsecretario Asistente para Asuntos Interamericanos, Lester D. Mallory.

"La mayoría de los cubanos apoya a Castro (...) el único modo previsible de restarle apoyo interno es a través del desencanto y la insatisfacción que surjan del malestar económico y las dificultades materiales (...) hay que emplear rápidamente todos los medios posibles para debilitar la vida económica de Cuba (...) una línea de acción que, aun siendo la más mañosa y discreta posible, logre los mayores avances en privar a Cuba de dinero y suministros, para reducirle sus recursos financieros y los salarios reales, provocar el hambre, la desesperación y el derrocamiento del Gobierno".

 

A lo largo de los años, Estados Unidos ha esgrimido distintas razones para justificar el bloqueo, entre ellas:

- La nacionalización no compensada de propiedades de estadounidenses en la isla, cuando inició la Revolución.

- Los "peligros" de Cuba para la seguridad estadounidense por su relación con la extinta Unión Soviética.

- El ejemplo de Cuba de una insurrección en América Latina y África.

- Supuestas violaciones de derechos humanos en la isla.

 

¿Por qué el bloqueo es ilegal?

- El bloqueo es un acto de guerra aplicado unilateralmente contra Cuba en tiempos de paz. Por ello, el marco legislativo estadounidense que sustenta jurídicamente el bloqueo insiste en denominarlo como "embargo".

- No existe norma del ordenamiento internacional que justifique un bloqueo en tiempo de paz.

Además Cuba nunca ha sido deudora de EE.UU, no ha cometido algún delito contra la nación norteamericana ni representa un peligro para su seguridad nacional.

- El bloqueo estadounidense contraviene los principios y derechos fundamentales del Derecho internacional: Principio de igualdad soberana, Principio de no intervención, Principio de la Independencia y Derecho a la nacionalización.

- El bloqueo viola los derechos humanos de los cubanos, porque impide por distintas vías que la isla desarrolle vínculos económicos, comerciales y financieros con terceros. Esto se traduce en aislamiento y asfixia económica.

-El bloqueo afecta a todos los sectores de la economía cubana con pérdidas millonarias e impide el acceso a materiales, productos y servicios del mercado internacional, necesarios para el normal desarrollo de la isla.

También causa daños al sector privado y a terceros países por su carácter extraterritorial.

 

¿Cuáles son los avances de Cuba pese al bloqueo?

Cuba ha alcanzado entre otros muchos los siguientes objetivos del milenio:

-Erradicar la pobreza extrema y el hambre.

- Enseñanza primaria universal.

-Salud pública gratuita a nivel de un país del primer mundo

- Reducir la mortalidad de los niños menores de cinco años.

- Promover la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer.

 

EE.UU. recrudece el bloqueo de manera brutal.

Tras casi 60 años de su implementación, el bloqueo económico, comercial y financiero ha causado pérdidas millonarias a la economía cubana y constituye el mayor obstáculo al desarrollo de la nación.

Al ritmo de casi una medida por semana bajo el gobierno del fascista Trump, y con la anuencia del actual mandatario Joe Biden, intenta estrangular nuestra economía. Su política hostil y agresiva contra Cuba daña a todo nuestro pueblo y a los cubanos que residen en ese país y en cualquier otra nación del planeta.

Rechazado por la mayoría de la comunidad internacional en las votaciones realizadas anualmente en la Organización de Naciones Unidas (ONU), la política estadounidense contra Cuba es considerada una violación a los principios del Derecho Internacional, en tanto se entromete en los asuntos internos de la Isla y viola el principio a la independencia de una nación y los derechos humanos de los cubanos.

No obstante, Cuba resiste y se crece frente al bloqueo de Estados Unidos. Nuestra respuesta es de resistencia, lucha y emancipación.

En virtud de lo expuesto, estamos seguro que el próximo 23 de junio, la comunidad internacional emitirá una vez más su condena universal a este criminal acto de guerra de Estados Unidos contra Cuba.

 

 

 

Contenidos relacionados

Jueves, 14 de Octubre del 2021

Por: Arián Ramos Gutiérrez, comunicador de la Fiscalía General de la República de Cuba.

Numerosas regulaciones y...

Martes, 5 de Octubre del 2021

Cuba no ha podido avanzar más en la vacunación de su población frente a la COVID-19 por los crueles obstáculos del bloqueo económico de...